sábado, 4 de julio de 2015

Calida sensacion de tu ausencia



Regresa el verano y la cálida sensación de tu ausencia, sobre todo en las noches en las que el tiempo, la calle, los ruidos están callados y tú también. En las noches en las que los  silencios son más callados, más intensos y más profundos. En las noches en las que el dolor duele más y clava más intensamente sus espinas…ya pesar del tiempo que va pasando lentamente sigue existiendo ese dolor. Y duele  aunque haya días en los que se sosiega levemente, pero solo breve  e instantáneamente.



En esas noches en las noches en las que sales a la terraza y ves la luna hermosa, tan brillante, sientes la dulce brisa del verano, los aromas perdidos  que regresan con tu esencia. Esas noches en las que cierras los ojos y desearías sentir de nuevo tus labios sobre los míos, sentir de nuevo el fuego de tu cuerpo y la sonrisa de nuestras almas.



Y yo sigo viviendo, y sigo peleando con la vida y con la ausencia, con esa falta que me hace a momentos arrastrarme echándote de menos tanto como el primer día, conviviendo con el eco de tus últimas palabras, del susurro de tus últimos suspiros, con el roce de tus últimas caricias….sintiéndome sola porque no te tengo, porque tu no estas…sintiendo tu ausencia, queriendo remontar de nuevo el vuelo, pero  llena de miedos a tu falta, a mi angustia, a la felicidad ,llena del miedo a mi soledad.




Te sigo echando de menos vida mía, porque cuando tú te fuiste te llevaste una parte de la mía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario