lunes, 6 de enero de 2014

Noche Mágica


Ya está aquí la noche más mágica del año, esa en la que mayores y pequeños están deseando que pase rápida para ver sus regalos debajo del árbol. Esa noche que comienza por una tarde llena de ilusión por ver la Cabalgata, coger todos los caramelos que son posibles, aunque después, estén un año en la misma cesta y nadie los quiera, ver las sonrisas de los más pequeños, la ilusión reflejada en sus caritas...todas esos sentimientos que al final culminan en unos regalos bajo el árbol.

Hoy fuimos a la Cabalgata, igual que todos los años, fuimos con nuestros amigos, como siempre pero esta vez nos faltabas tú y tenías tu hueco reservado entre todos, porque al final siempre hay alguien que por una cosa u otra te nombra  y no dejamos que nos abandones.

Pero hoy no va a ser una noche tan mágica como las demás, porque me falta mi rey mago particular, si tú. Ese con el que siempre me picaba porque no tenía una sorpresa bajo el árbol para mí, el que decía siempre "que pesada eres, peor que tus hijas, que niña que eres!" y eras capaz de hacerme rabiar hasta el día siguiente, hasta que encontraba mi regalo en lo más escondido del árbol y al final el chiquillo eras tú, el que me hacías rabiar ,más que nadie. ¿Quién es ahora el niño? ¿Quién va a jugar a adivinar que hay en los paquetes antes de que las peques se levanten? ¿Quién me va a dar mi beso de Reyes?.....

¿Sabes? Es muy duro tener que intentar que las nenas no pierdan su ilusión, porque se las nota un pelín más apagadas que otros años, no querían irse a la cama a pesar de que saben que los Reyes están al llegar, y tampoco hemos visto esa peli que veíamos juntos en el sofá cada año. Este año no  han querido dejar champan para los Reyes, sólo leche y un pedacito de rosco, y cuando han puesto los zapatos en el árbol han dicho”! Faltan los de aita! Y a mí se me rompe el alma, y se quiebra la magia de esta noche.

¿Sabes por qué? Porque tú nos dabas esa magia que ahora nos falta, y yo lo intento de verdad que lo intento, y me doy cuenta lo difícil que es no tenerte en la vida,  lo mágicas que eran todas mis noches contigo, sobre todo esta que siempre hemos compartido con tanta emoción. Si, al final éramos dos niños chicos.

               Mañana nos levantaremos y buscare mi sorpresa en el árbol y no    
estará, porque la mayor sorpresa de mi vida eres tú y ya no te puedo tener.





Ojala los Reyes Magos pudieran traerte de nuevo a nuestra vida!

2 comentarios:

  1. Me enkanta esto inma es super bonito.Ya sabes k joserra siempre esta kon nosotros pero es una manera para k nadie nadie se olvide de el aunk kreo k es imposible sabiendo komo el era. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ojalá Inma ojalá , los Reyes pudieran hacer ese tipo de magia, seguro que esta noche estuvo a vuestro lado vigilando a sus mas preciados regalos.

    ResponderEliminar